martes, 2 de diciembre de 2008

Pollo sin cabeza

Hay veces que uno nada mas no quiere moverse por sí mismo, ni luchar como salmón contra la corriente. Hay ocasiones en que de pronto te encuentras inmerso en una placenta enorme y protectora que quisieras esté allí para siempre. Pero también hay veces en que la fuente se rompe antes de tiempo y hay que salir corriendo en chinga como pollo sin cabeza, y a falta de ésta no queda mas remedio que dar tumbos por doquier. ¿Dónde venden fuerza de voluntad? Que alguien me explique los ingredientes de tal receta para poder imitarla. ¿A dónde se fue mi dealer de empeño? En éstos días ando buscándolo hasta por debajo de las piedras. Lo bueno, es que sólo hay veces que...

2 comentarios:

Lolita dijo...

"hay que salir corriendo en chinga como pollo sin cabeza" ....

lets run!!!

Yo Pretencioso. dijo...

yeah! jaj. Me recordaste esto:

Not to touch the Earth, not to see the Sun, nothing left to do, but run, run, run, let's run, let's run.

Not to touch the Earth - The Doors